07:26 h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

coopgeneratio

OPINIóN

Mi testimonio sobre COOGENERATIO

No puedo ni debo hacer silencio sobre las asistencias oportunas  brindadas por el grupo cooperativo GENERATIO   a empleados  y  empleadas que tienen o han tenido necesidades económicas, y que por tener  deudas y pocas solvencia han tenido sus créditos suspendidos o muy limitados en ASODEMU y otras instancias universitarias. 

Angel Osiris Torres  |  18 de Julio de 2015 (02:06 h.)
Más acciones:

angel-sorisHe sido testigo de la alegría y satisfacción manifiesta por varios de estos empleados  que han recibido  el préstamo solicitado a COOGENERATIO para dar solución a sus necesidades de salud  o de otra naturaleza. 

En lo que respeta a la situación legal y la decisión de IDECOOP publicitada y distribuida en el campus universitario y de manera virtual, no puedo negar que me sentí  preocupado por la información y  los malos comentarios que hicieron algunos empleados sobre esta cooperativa y los miembros que conforman su Consejo de Administración.

La preocupación fue porque no pude asimilar estos comentarios y no entendía lo que estaba pasando entre IDECOOP y COOGENERATIO. Sin embargo, al leer las comunicaciones de aclaración hecha por COOGENERATIO, mi preocupación fue disipada. 

¿Por qué  creo en las informaciones dadas por el Consejo de Administración de COOGENERATIO?

Porque he tenido el grato placer de conocer a estas personas y las razones que les motivaron a fundar esta cooperativa. También he dado seguimiento a las actividades académicas y a la producción  intelectual que han tenido varios de ellos aportando, enseñando y fijando posiciones en los saberes y esferas sociológicas, políticas y filosóficas. Es decir, son maestros  competentes que se han ganado un respeto en la universidad y fuera de ella. 

Creo hasta me demuestren lo contrario, que los miembros que conforman el Consejo de Administración de COOGENERATIO son personas veraces, honorables y notables que actúan con responsabilidad y diafanidad.

Por esa conducta es que las considero  personas honorables y notables, y se han ganado mi admiración, afectos y respeto.

Son confiables.

Ángel Osiris Torres.

Dirigente Sindical UASD