07:23 h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

coopgeneratio

LA EDUCACIÓN ES COMPROMISO CON LOS MAS POBRES

Te invitamos a que construya junto a nosotros

Ahora que vuevlo Ton

Nos cuenta René del Risco Bermúdez que Ton era un niño de la barriada, huérfano de padre y madre, a juzgar por el aspecto descuidado de su ropa. Aunque, también nos dice que los sábados el pantalón kaki de Ton estaba limpio y bien planchado.

coopgeneratio  |  27 de Septiembre de 2011 (15:06 h.)
Más acciones:

3ra_Jornada_educativa_cooperativista_Escuela_Nacional_de_Artes_visuales33
3ra_Jornada_educativa_cooperativista_Escuela_Nacional_de_Artes_visuales33
Ton un hombre de equipo

Ton era cojo y cabezón, pero aparte de estos detalles, era un niño normal, porque él nunca prestó atención a esas pequeñas cosas, estaba integrado perfectamente en el grupo, el más entusiasta en el juego de pelota, aunque casi nunca lo dejaban jugar y cuando le daban un chance era porque el equipo estaba ganando 15 a 1. Ton era un hombre de equipo, era feliz con ser parte de él, sin importar la posición, ya sea en el terreno de juego o en el banco voceando.

Un amigo se gradúo de medico en Europa

El tiempo pasó hasta que un buen día todos los amigos de Ton comenzaron a dejar el pueblo para ir a ciudades más grandes a estudiar y a buscar nuevas oportunidades. Uno de estos amigos se mudó a Santo Domingo, se gradúo de médico en Europa, se casó con una italiana, volvió al país, ejerció su profesión de médico. Aunque en los primero años de su partida del pueblo, lo que más anhelaba era volver al barrio a estar con los viejos amigos, pero tiempo pasó y nunca encontró tiempo   para volver.

Nadie lo reconoceria metido en aquel traje blanco y carro del año

40 años después, volvió al pueblo a visitar la tumba de su padre. Pensó pasar por el barrio, pero imagino que nadie le recordaría, metido en aquel traje blanco y su carro de moda. Después de ir al cementerio entró a una cafetería y un memento después vio entrar por la puerta principal, a un limpiabotas cojo y cabezón, a quien de inmediato reconoció como su amigo Ton.

Se marchó sin decirle a Ton que él era su amigo de infancia

Mientras Ton limpiaba sus zapatos, el doctor recordaba todos aquellos buenos momentos vivido junto al amigo en la infancia, pero también meditaba sobre lo oportuno o no de revelarle su identidad. Finalmente se marchó sin decirle a Ton que él era su amigo de infancia.  

Una conducta inesperada e incomprensible

La primera impresión que tenemos de la conducta del doctor es que resulta, inesperada, absurda, incomprensible y hasta arrogante, pero luego tratamos de comprender sus razones y nos damos cuenta de que la realidad del doctor es la realidad mucho de nosotros, que de alguna manera hemos logrado, mediante la profesionalización o el esfuerzo personal, mejorar nuestras condiciones de vida y nos hemos  olvidado de los muchos tones que existen entre familiares y amigos.

Unos pocos doctores y a la mayoria limpiabotas y mendigos

Nos imaginamos que la negativa del doctor a revelarle su identidad a Ton, es porque sintió un gran peso de conciencia, dolor, vergüenza e impotencia al reconocer que su país convierte a unos pocos niños en doctores mientras que a la gran mayoría los obliga a ser limpiabotas y mendigos.

Qué hacer

¿Qué hacer en la situación del doctor? ¿Volver a nuestra gente a mostrarle lo bien que nos ha ido, personalmente?

¿Tenemos el  compromiso de hacer algo por ellos o debemos callar nuestra conciencia regalándole quinientos o mil pesos, que sabemos no resuelven nada?

Los directivos del grupo cooperativo Generatio Nova sabemos que la solución a los problemas de nuestra gente está en ellos mismos, en sus propias iniciativas, en su trabajo honesto, en su perseverancia.

Nuestro aporte 

Sabemos, además que el mayor y mejor aporte que podríamos hacer es aportar nuestros talentos y recursos en post de la construcción de un proyecto solidario con un verdadero Sentido humano y un propósito social, que conozca sus necesidades, que comprenda su realidad y que sea capaz de adaptarse a sus posibilidades para brindar a nuestros amigos y familiares la oportunidad para desarrollar sus propias iniciativas de negocios, estudios, deporte y recreación.

Te invitamos a que construya junto a nosotros

Queridos hermanos cooperativistas, te invitamos a que construya juntos a nosotros tu  propia historia de éxitos y a que elimine de tu entorno la posibilidad de que otro niño llegue a adulto siendo limpiabotas, porque no encontró alguien que le brindara la oportunidad de ser estudiar de ser otra cosa. 

Eulogio Silverio M.A

Presidente Consejo de Administración